Satira Politica
tuul 1044 points 01/08/2019 0 visitas Informe

Siempre se ha dicho que los mexicanos tenemos muy mala memoria y que pronto olvidamos todo el mal que nos hicieron nuestros gobiernos para darles de nuevo el voto a los mismos en las próximas elecciones. Y aunque pareciera paradójico o absurdo, lamentablemente es algo que sucede cada tres años.

Después de más de 70 años gobernando como partido único a nuestro país, por fin, en el año 2000 ganó un partido diferente al PRI en las elecciones presidenciales de México. Parecía que por fin el dinosaurio se había extinguido, que lo habíamos erradicado por completo. Sin embargo, 12 años después el dinosaurio ahí seguía y regresó con los mismos o peores vicios que le conocíamos.

Y rápidamente nos refrescó la memoria de porqué queríamos sacarlo antes. El Gobierno de Enrique Peña Nieto se ha caracterizado por padecer graver errores, y no me refiero a sus clásicos errores al hablar, en su discurso, o al coordinar, que analizarlos resultaría desviarnos de lo verdaderamente importante. Sino aquellos errores en su ejercicio de gobierno que nos afectan a todos, que impactan directamente nuestro bolsillo y comprometen la estabilidad política, económica y social de nuestro país tanto en el presente como en años venideros.

Ante las elecciones del 2018 que las tenemos a la vuelta de la esquina, estos son los 10 graves errores del Gobierno de Enrique Peña Nieto que los mexicanos no debemos olvidar.

1. Lujos y excesos de la familia presidencial

Crédito: Proceso

Este sexenio como ninguno otro se ha caracterizado por los excesos y vanalidades de una familia que vive como si se tratase de una monarquía de la edad media y no como las cabezas de gobierno de un país en vías de desarrollo donde la pobreza extrema sigue estando presente. Los vestidos caros de diseñador, las vacaciones excéntricas y la gota que derramó el vaso, la famosa 'Casa Blanca' nos demuestra la realidad de un gobierno distante que no representa a sus gobernados y sobre todo, que hace de la corrupción una forma de vida para cubrir sus excesivos gastos. Y peor aún, una vez exhibidos, en lugar de reconocer y corregir, acuden a las represalias contra quién los delató y cínicamente apelan al olvido por parte de la sociedad, quedando impunemente sin sanción alguna.

2. Lujos y excesos de la familia presidencial

Crédito: Proceso

Este sexenio como ninguno otro se ha caracterizado por los excesos y vanalidades de una familia que vive como si se tratase de una monarquía de la edad media y no como las cabezas de gobierno de un país en vías de desarrollo donde la pobreza extrema sigue estando presente. Los vestidos caros de diseñador, las vacaciones excéntricas y la gota que derramó el vaso, la famosa 'Casa Blanca' nos demuestra la realidad de un gobierno distante que no representa a sus gobernados y sobre todo, que hace de la corrupción una forma de vida para cubrir sus excesivos gastos. Y peor aún, una vez exhibidos, en lugar de reconocer y corregir, acuden a las represalias contra quién los delató y cínicamente apelan al olvido por parte de la sociedad, quedando impunemente sin sanción alguna.

3. Desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa

Crédito: Sopitas

El caso que conmocionó a todo un país y demostró la fragilidad del Estado de Derecho mexicano, fue la desaparición de los 43 normalistas de la escuela rural de Ayotzinapa, en el Estado de Guerrero. En el que ha quedado demostrado la participación por parte de autoridades de los tres niveles de Gobierno y que a 3 años de los hechos, siguen sin existir respuestas, justicia, ni rastro de los desaparecidos. Los gritos y marchas de 'Nos faltan 43' y 'Vivos se los llevaron y vivos los queremos' prácticamente se han apagado, pero el dolor para sus familiares ese permanecerá por siempre. El Gobierno de Peña Nieto demostró su ineficacia en la investigación, quedará por siempre el recuerdo de 'La verdad histórica de Murillo Karam' que pronto fue destrozada por peritos internacionales.

4. Desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa

Crédito: Sopitas

El caso que conmocionó a todo un país y demostró la fragilidad del Estado de Derecho mexicano, fue la desaparición de los 43 normalistas de la escuela rural de Ayotzinapa, en el Estado de Guerrero. En el que ha quedado demostrado la participación por parte de autoridades de los tres niveles de Gobierno y que a 3 años de los hechos, siguen sin existir respuestas, justicia, ni rastro de los desaparecidos. Los gritos y marchas de 'Nos faltan 43' y 'Vivos se los llevaron y vivos los queremos' prácticamente se han apagado, pero el dolor para sus familiares ese permanecerá por siempre. El Gobierno de Peña Nieto demostró su ineficacia en la investigación, quedará por siempre el recuerdo de 'La verdad histórica de Murillo Karam' que pronto fue destrozada por peritos internacionales.